top of page

Educar a través de la literatura

conferencia de la profesora Melissa Merlo


El 8 de octubre se llevó a cabo la segunda conferencia del ciclo UNIVERSalIDAD con el título “Educar a través de la Literatura”, dictada por la profesora Melissa Merlo, educadora y catedrática de literatura y didáctica en la Universidad Pedagógica Nacional “Francisco Morazán” (Honduras).


La profesora Merlo empezó su ponencia sugiriendo la necesidad de educar a través de la literatura porque ésta es una provocación, crea empatías entre el lector y el texto. Al mismo tiempo cuestionó algunas profundas interrogantes sobre este tema: ¿la literatura, por sí misma, es capaz de educarnos?, ¿qué nos puede dejar de enseñanza un libro?, ¿qué pensamientos de un autor nos hacen cambiar de idea?, ¿somos manipulables a través de las lecturas?, ¿los maestros logran influenciarnos con las lecturas que nos sugieren?


Decía que hay respuestas muy diversas, pero existe un punto en común, es decir, los maestros, que tienen la potestad de ver cómo, cuándo y con qué objetivo proponer una obra literaria. De hecho, la literatura es un pilar de la educación, pero a los estudiantes, a los docentes, a nosotros, ¿nos gusta leer?, ¿por qué leemos?, ¿hemos tenido maestros que nos han enseñado a través de la literatura?


Merlo explicaba la palabra “universidad”, una palabra poco profundizada que hace referencia a la universalidad del conocimiento, tiene un carácter universal, nos permite comprender y ser. Este término está formado por la palabra uno (en el sentido de unicidad) y el verbo vértere (doblar, volver); si analizamos el sentido profundo de este término, sería la cualidad de volver hacia uno mismo, uno es la cualidad de algo que no tiene división. Universitas, en su origen, hacía referencia a toda la tierra, para todos los pueblos y que venía de todos. En esto la literatura es un campo fértil, un repositorio de la historia, de la vida misma, permite no solo a los profesores, sino a todos los adultos educar a través de ella. La relatora invitó a los oyentes a pensar en libros o novelas significativas para sus vidas y relacionarlas con palabras que los hayan marcado.


Después de estas reflexiones se preguntaba: ¿se puede entonces educar a través de la literatura? Y proponía ver el tema a través de la perspectiva de la universidad. Todas las universidades toman en cuenta el estudio de la literatura en sus planes de estudio, de una o otra manera, pero generalmente, se piensa que solo algunas carreras deben ocuparse de esto. Sin embargo, la profesora Merlo mencionó haber conocido profesores, aún si no son de humanidades, que utilizan a la literatura para enseñar mejor sus contenidos y fortalecer la conciencia de sus estudiantes. Ocupan novelas o libros novelados, para exponer situaciones específicas. Por ejemplo, el medioambiente.


Ciertamente, en la academia hay experiencia de que, trabajando junto con otros docentes, los profesores obtienen mayor conocimiento, provocando a su vez más gusto y esperanza en los estudiantes.


La lectura puede sugerir otros textos y contenidos, con el afán de educar. Pero un libro no siempre puede educar por sí solo; por supuesto, cada uno puede leer sin un maestro, pero esto no siempre implica conocimiento, sino que se convierte en entretenimiento. Para leer es necesario dejarse aconsejar.


Hay que reflexionar sobre este tema porque es una tarea del adulto y del maestro, es crucial que se haga con empatía y respeto. Hay herramientas para educar y educarnos, tenemos la responsabilidad de buscar las obras adecuadas para cada persona con el fin de provocar la pasión de la mejor manera. Todos podemos convertirnos en educadores a través de la literatura, aún si siempre hay quien dice que perdemos tiempo. Leyendo, se adquiere conocimiento y nos educamos, alcanzamos otras perspectivas para crecer, alejarnos de la ignorancia y alcanzar el regalo máximo: el manejo de nuestra lengua, nuestro idioma; de hecho, el poder de la palabra puede obtenerse a través de la obra literaria.


Antes de contestar a las preguntas, la profesora Merlo quiso cerrar su ponencia con la poesía del profesor Giovanni Riva con el título, Pero Él construye:


Sería necesaria una nueva creación

y mientras se grita: escándalo,

se señala a quien insiste en ser

este hombre nuevo.

Se le arroja en un rincón

afuera del mundo y más allá

estaría tan sólo el infierno. Mas Él

construye con cosas

dejadas a un lado.

Hurgamos

en el fondo

de nuestros bolsillos. Y no hay

ni una moneda

para comprar el sentido

que debe

atizar al mundo.


Explicaba que las poesías de Riva son educativas porque reenvían a la figura de Jesús (un hombre en constante relación con el Misterio a quien llamaba con el nombre de padre) que, para el autor, expresa esta idea de hombre nuevo capaz de construir con cosas que, para el mundo, son dejadas a un lado. Los docentes deben pensar en todo a lo que están expuestos los estudiantes, por ello es importante mantener esta conciencia que hay que aprender para construir. No tenemos nada para comprar el sentido de la vida, pero el autor nos desafía a buscarlo y este es el trabajo del día a día de los maestros.

La parte final de la conferencia fue dedicada a un diálogo constituido por las preguntas de los participantes y las réplicas de la profesora Merlo, quien contó cómo su formación literaria empezó desde la educación recibida de su familia y del aprendizaje que sus maestros de primaria le dieron a través del consejo de leer un libro semanal. Explicó que para cada edad hay un nivel de lectura al cual puede acceder, por eso es importante que los educadores escojan un texto que despierte la atención del lector, pero que a la vez permitan la elección de su lectura, siempre en una propuesta moldeada para cada estudiante.


En este espacio refirió también que cada país vive bajo un modelo económico, el cual dicta las políticas, incluso aquellas educativas. Se han vivido cambios curriculares que han quitado la educación cívica, han reducido el arte, el estudio del idioma y literatura española, la música, entre otras disciplinas, para responder a las necesidades del cambio de modelo económico, desinteresados en formar ciudadanos con pensamiento crítico. Al contrario, quiere tener ciudadanos homologados, formados para trabajar en maquilas. Así se deja de lado la lectura y la literatura, por esto no se puede sencillamente decir que a los estudiantes no les gusta leer, sino más bien, hay que considerar que fueron educados bajo esta perspectiva.


Tuvo espacio también para conversar sobre su producción literaria y sus motivaciones para escribir. Sobre este punto, agregó que son a partir de la vida misma, dió ejemplos sobre su historia personal y educativa que la han llevado a escribir novelas y poesías. Esto fue enlace también para profundizar el hecho que existen varios tipos de literatura, por lo que frente a estos es necesario interesarse por la vida y la historia del autor, antes de escoger un texto que nos llama la atención.

Puedes acceder a la conferencia a través del siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=S62dYrzFgSA




83 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page