top of page

Introducción a Dante y a la Comedia

por Nicoló Ferrari


Ofrecemos aquí una introducción a la Divina Comedia de Dante Alighieri junto a una breve biografía del autor. Son apuntes pensados para presentar sencillamente esta obra literaria en sus rasgos principales a jóvenes estudiantes que, sin saber nada del tema, quieren conocerla.


Biografía

Muchas veces, casi siempre, no se logra entender bien la obra de un autor sin saber algo sobre su vida. Esto es particularmente verdadero en el caso de Dante. Por esto, dejen que les cuente un poco sobre su vida, ¡les aseguro que no se aburrirán!


Dante nació en Florencia, en el centro de Italia, en el 1265 y a pesar de que su familia no tenía mucho dinero, logró estudiar y empezó a leer, sobre todos, los poetas que se tenían a disposición en aquel entonces; ellos eran poetas un poco más viejos que Dante o autores del sur de Francia o de Sicilia. Mientras estaba todavía joven se enamoró de una muchacha que se llamaba Beatrice; ¡recuérdense de este nombre, porque es muy importante en toda la obra de Dante! Beatrice lastimosamente muere joven.


Dante enfrenta el dolor estudiando aún más literatura y filosofía. Además, desde 1295 empieza la experiencia política de Dante entrando en el “consejo ciudadano” de Florencia. De hecho, en aquel entonces Italia estaba dividida en muchísimo estados distintos y en particular, algunas partes del norte y centro de Italia vivían la experiencia de los “comunes”, es decir, que cada ciudad era un verdadero e independiente estado, siempre en competencia con las otras ciudades; cada una quería tener la catedral más bonita, el campanario más alto, las pinturas más bonitas en las paredes de sus palacios, las alcaldías apostaban por crear el edificio más lujoso y los artistas eran disputados en cada ciudad. La herencia de esta competencia se puede ver todavía hoy en los edificios que aquel momento histórico se han dejado en la Península.


Por otra parte, los papas en aquel entonces se preocupaban más por conquistar tierras y ser influyentes en las distintas cortes o asambleas municipales que de las almas. Uno de estos papas, Bonifacio VIII, trabajó para influenciar la política de Florencia hasta que logró derrotar el partido de Dante quien tuvo que irse en exilio.


Esta fue una experiencia que acompañó a Dante hasta la muerte en 1321, como ya he dicho, en la Italia de aquel entonces los poetas y artistas eran queridos y un hombre como Dante encontraba trabajo en las cortes de nobles de toda Italia, sin embargo, siempre tenía nostalgia de su ciudad y sufría por tener que pedir ayuda por cada pedazo de pan. A pesar de esto piensen que la mayor parte de su obra más famosa, la Comedia, fue escrita justamente a caballo, o en el dorso de un burro, o un pedacito en una ciudad y un pedacito en otra. Muchas descripciones que hace Dante de lugares del infierno y del purgatorio son tomadas directamente de los lugares que cruzaba en su peregrinar por Italia.


Obras juveniles

No tenemos el tiempo aquí de contar toda la producción literaria de Dante que, además de la Comedia, produjo rimas y ensayos que serían suficientes para volverlo célebre aún sin su obra principal. Sin embargo, no se puede entender la Comedia sin algunos rasgos principales de éstas.


En su juventud Dante compuso poesías, sobre todo, respecto al tema del amor. En aquel momento en la región de Florencia habían muchos poetas famosos que se volvieron amigos de Dante y trataban este tema, viendo el amor por una mujer como el medio para elevarse hasta el amor de dios. Esto era un gran riesgo porque se podía confundir lo que parecía la meta final (la mujer), con la meta final (Dios) y crear con esto dolor y sufrimiento. Mientras que si el amor por la mujer se desarrollaba en un amor verdadero hacia ella, esto podía ayudar a conseguir la elevación espiritual. Ya en esta obra la mujer que Dante describe es, casi siempre, su querida Beatrice.


Este amor madura en Dante, en un amor por la filosofía, en la edad media se estudiaba, sobre todo, Aristóteles, pero en una visión cristiana llamada escolástica; esto ayudará al poeta en su concepción del mundo después de la muerte. En este periodo compone algunas poesías dedicadas a la filosofía y a la necesidad de razonar por ejemplo “amor che nella mente mi ragiona”. Además, tuvo experiencias de poesías cómicas y poemas que se volvieron famosos por tener palabras muy fuertes y estilísticamente “duras”. Todos los elementos que encontraremos en la Comedia serán esenciales para entender un detalle (¡recuérdense!) muy importante.




Pero Dante no escribió solo poesías, de hecho, produjo algunos ensayos; uno sobre la importancia de desarrollar un idioma que no fuera el latín (como era costumbre en aquel entonces) para escribir obras literarias y científicas, un tratado de política y muchas cartas.


La Comedia

Pero el nombre de Dante Alighieri está ligado por siempre a su obra principal; la Comedia (fue otro autor italiano Giovanni Boccaccio que agregó el adjetivo de divina). Ésta nace de una visión negativa de la realidad, apocalíptica, Dante ve un mundo violento y corrupto donde el poder político y religioso están en lucha y en el olvido de sus tareas. Él espera una punición divina y se ve como un profeta que tiene que avisar al mundo. Para ayudar a la humanidad a volver a la vía derecha, Dante tiene que cumplir un viaje en las tres regiones de la vida después de la muerte pasando por todo el mal del infierno, encontrar el camino de la redención en el purgatorio y subiendo al cielo en el paraíso. El viaje es la historia de la redención personal de Dante, pero él representa también a toda la humanidad in fieri, hacia la redención.


La base filosófica de la comedia está constituida por la escolástica y sobre todo por Santo Tomás, que había juntado la filosofía de Aristóteles con el cristianismo. Pero además de esta visión más racional de un “entender con el fin de creer”, en la Comedia se encuentra también una visión mística (que retoma San Agustín) y entiende la ascesis hacia dios, no como un trayecto intelectual, sino, como una necesidad de amor y alegría en el donarse a sí mismo y verse, entregándose, en el rostro de dios. En la edad media se creía con fuerza que el sentido del universo estaba explicado en la revelación de Dios en Jesús y que no había demasiada necesidad de seguir buscando otras cosas (por esto Dante, como vamos a ver, si tenemos tiempo, condena a Ulises). En esta visión el universo está construido con un orden perfecto.


Gracias a esta visión Dante puede hablar desde el esterco del infierno hasta las visiones más puras del Paraíso. No obstante, Dante no es tan sencillo de definir por muchos aspectos: es el ejemplo del hombre de la edad media, sin embargo, es una edad media que se está terminando y un nuevo siglo, nuevas necesidades ya se están empezando a tocar a la puerta; en la época posterior a Dante, en el Humanismo y en el Renacimiento, el ser humano con sus capacidades y deseos es puesto al centro del mundo (dejando al dios de la concepción medieval un poco más a lado), y en el poeta de Florencia ya se vislumbran algunos de los rasgos de la época nueva.


Volviendo al ejemplo de Ulises (que hay que explicarlo a esta altura), Dante condena el héroe griego, pero lo admira por su deseo y necesidad de saber. Es una admiración también por el mundo antiguo (el de la Grecia antigua y de Roma), que es típico de la época sucesiva a la de Dante. De hecho, el primer guía de Dante en su viaje, es justamente un famoso poeta de la época de la Roma imperial. A pesar de esto, Dante es propiamente el hombre de la edad media, no obstante, de esta mirada hacia el futuro.


Ejemplo de esto, es también, el implante de alegorías sobre las cuales se desarrolla la comedia. Las alegorías de hecho son un aspecto típico de la literatura de la edad media. El nivel que él pone no es el de una alegoría general, sino, una representación de un concepto a través de personajes históricos, o situaciones, verdaderas. Por ejemplo, Virgilio, el poeta latín que acompaña a Dante en el infierno y en el purgatorio, representa la razón del hombre. Virgilio tiene esta función, pero sigue siendo un personaje histórico y actúa como tal. De hecho, la historia en la edad media no era percibida como una cadena de acontecimientos humanos, sino, como el desvelarse del proyecto de Dios. En la edad media la alegoría tiene un sentido histórico, y así es en la Comedia.


El mismo título de “Comedia”, respeta la concepción de la edad media donde, se hace distinción entre el estilo trágico, cómico y elegiaco. La tragedia empieza bien y termina mal, mientras que la comedia empieza mal y termina bien, además, está escrita no en latín sino, en el idioma que Dante ha ocupado en los poemas de la juventud “el bel estilo que me ha dado honor”. Con este idioma, Dante está proponiendo por primera vez a nivel mundial que se puede hablar de cosas elevadas con el idioma de cada día, con el idioma que las personas sencillas ocupan para comunicarse entre ellos. A nosotros, hoy esto no nos hace emocionarnos mucho, sin embargo, ¡fue una verdadera revolución!


Este aspecto del idioma es fundamental para entender a Dante. Imagínese, que en aquel entonces no existía el italiano, como idioma, así como se estudia hoy, solo existían muchísimos dialectos distintos a lo largo de toda la península y Dante, en la Comedia, hace una operación extraordinaria, sin precedentes.


El idioma que Dante ocupa a lo largo de su viaje cambia, crece, se modifica según el contenido de las cosas que tiene que describir, el idioma del primer canto del inferno es completamente distinto del idioma del paraíso; ocupa un vocabulario y unas rimas “duras” para describir cosas “duras” y palabras, rimas y ritmos dulces, para tratar de dejar la impresión en el lector de la visión que él está teniendo de las beatitudes en el paraíso. Una vez más a nosotros hoy, esto puede parecer no tan novedoso, pero Dante fue el primero en hacerlo en una única obra y hasta el día de hoy, nadie lo ha hecho en modo tan diferente como él dentro de una misma construcción literaria.


Como el idioma cambia a lo largo de la construcción de la Comedia así mismo los géneros literarios, no se pueden identificar con uno mismo; en el poema hay partes didascálicas, otras alegóricas, otras más proféticas; y, entonces ¿es un gran caos? ¡NO! La narración del viaje de Dante es un conjunto único, garantiza la unidad adentro de la pluralidad de idioma y género. De hecho, la Comedia es fundamentalmente el cuento de una experiencia, y las experiencias en la vida son distintas, hay momentos difíciles, momentos bellos, hay encuentros positivos y otros que nos asustan. Y así es la Comedia.


Esta narración está hecha de técnicas distintas, el narrador es también el protagonista, pero existe una distinción entre el Dante que cuenta y el Dante que actúa; el relato de los acontecimientos se hizo años después del momento en el cual pasaron los hechos, y el Dante que cuenta tiene mucha más conciencia de sí y de su viaje respecto al Dante personaje que se desmaya, llora, se enoja, habla y canta. A veces el Dante narrador nos explica lo que está por pasar, otras veces, nos deja en suspenso hasta que algo pase, que sea un monstruo que sube de un abismo o un barco que llega de lejos manejado por un ángel.


Esto nos lleva a describir dos aspectos más que son importantes para entender el poema.


Primero, el espacio tiene una estructura vertical, como he dicho, este viaje es físico y simbólico, tiene que elevar al ser humano, desde lo bajo (el infierno, descrito como un embudo sin luz y al final la terrible figura de Lucifer) hasta lo alto (el paraíso donde reina la luz). El trayecto está claro, no es un cuento donde el héroe tiene que escoger el sendero para llegar al castillo de la bella durmiente, hay solo un camino, el que lleva a la salvación.


Segundo elemento es el tiempo. En Dante las almas están en el infierno, condenadas por siempre y en el paraíso, purificadas por siempre, la medida es la eternidad. La excepción es el purgatorio, lugar donde las almas se purifican en un tiempo determinado para llegar al paraíso. Pero, en realidad, no es tanto una excepción sino, más bien, una medida más de la eternidad, pensándolo bien ¿qué son 100 años de purgatorio si se confrontan con la eternidad? La medida es siempre la eternidad.


Entonces ¿todo esto resulta súper estático? ¿Es un cuento que no se mueve? Todo lo contrario, el tiempo del Dante personaje y peregrino comprende una semana, para él, el tiempo corre, corre para alcanzar la eternidad. Además, están todas las narraciones de los personajes que Dante encuentra en su recorrido; que cuentan al peregrino sus historias personales, abriendo ventanas de momentos históricos particulares, en el gran edificio de la perspectiva eterna del tiempo.


Un último aspecto típico de la edad media que Dante retoma y lleva a su perfección es la simbología de los números. El medioevo tenía en gran cuenta el número tres, como símbolo de la Trinidad, así como el número diez que se leía como tres veces tres (la trinidad) más uno, el Uno es Dios. Dante organiza como un geómetra su Comedia según estos números; tres cantos para tres reinos de la ultratumba, cada uno dividido en treinta y tres cantos, más un canto que es de introducción al poema (el I del infierno) para un total de 100 (10 veces 10); así mismo el infierno está dividido en nueve círculos, más una “ante cámara”, los pecadores están divididos en tres grandes marcos, entre otros. También la métrica es expresión de todo esto. Las rimas respetan el orden de la “terzina”. El contenido del poema y la forma con el cual está expresado coinciden.


Para explicar más elementos y detalles, para conocer los personajes y el mismo autor sólo nos queda abrir el libro y comenzar a leerlo. !buena lectura!




288 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page