La arcilla fundamental de nuestras obras

Conferencia con el artista Pastor Sabillón


El 16 de noviembre de 2012, en las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, One Way realizó una conferencia con el profesor Pastor Sabillón, artista hondureño y docente de cerámica en la Escuela Nacional de Bellas Artes.


¿A quién y a qué cosa tú, en primera persona, has dedicado y dedicas tu vida?, fue la pregunta que abrió el diálogo con el profesor; quien habló de su experiencia como docente, desde hace más de 40 años. Sabillón llegó a la Escuela Nacional de Bellas Artes motivado por las enseñanzas de un maestro que tuvo. Frente a ello, dijo que “solo alguien que nos provoque con el ejemplo nos mueve a emprender el camino que conduce a aquella realización personal”. Comenzó en Bellas Artes, como estudiante; luego, fue asistente en el Departamento de Cerámica, hasta llegar a ser jefe del mismo.


Como docente, supo compartir con sus alumnos la pasión por el arte, produciendo en ellos la misma dedicación que él pone en su labor. También tuvo la oportunidad de viajar a Japón, Israel, Italia, España, Estados Unidos, entre otros países, presentando sus obras afuera de su patria. Y es que nunca es tarde para dedicar la vida a un fin noble, alto y sin mayores pretensiones. De hecho, Pastor Sabillón lo hace a través de sus esculturas y cerámicas, las cuales representan injusticias, marginaciones, violencia; pero no obstante esta protesta quede como una “voz silenciosa”, siempre muestra en ellas el deseo de felicidad que cada uno anhela y que parece ser inalcanzable. He aquí un testimonio, un trabajo humilde pero dedicado, apasionado, en tensión hacia el otro y en relación con el infinito, con la voluntad de cambiar una pequeña realidad que a su vez pueda cambiar la realidad en la que vivimos, con la voluntad de crear amistades, pequeñas compañías.


La búsqueda de la verdad no es tarea de unos cuantos, sino de todos. Sin embargo, esta búsqueda no puede hacerse aislándose de la realidad en la cual cada uno vive, sino que conlleva a moverse hacia los demás, a encontrar al otro reconociendo en él su deseo de encontrar una respuesta que lo realice plenamente. Esta búsqueda implica una responsabilidad. Una responsabilidad que el Centro Cultural ha decidido tomar con cada uno de sus invitados, encontrándolos y creando con ellos relaciones fraternas y sinceras. One Way es un lugar que ya en sí mismo mantiene en tensión el deseo de realización hacia un destino positivo para todos. Un lugar que, a través de la amistad, ayuda a mantener siempre viva la pregunta ¿a qué vale la pena dedicar la propia vida?



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo