top of page

Asociación Hondureña Para Obras Sociales - AHPOS

La experiencia educativa en la que el profesor Giovanni Riva involucró a muchos jóvenes alrededor del mundo, comenzaba con una simple propuesta que no te dejaba nunca más estar “tranquilo” y, más aún, no se podía volver a ser el mismo. Era su forma de educar, haciendo que las personas pudieran observar y reaccionar ante lo que ocurría en su entorno; que no vivieran pasivas o como hojas que lleva el viento sino involucrándose y proponiendo iniciativas sencillas, para comenzar a hacer algo.


Es así como nació el deseo y la curiosidad por emprender este trabajo, que luego pasó a llamarse Asociación Hondureña para Obras Sociales, AHPOS, que es el trasfondo de una labor social y educativa que desde hace años se desarrolla en Honduras. AHPOS, como asociación civil, se propuso los siguientes objetivos: realizar obras sociales de todo tipo en beneficio de los sectores más desposeídos de la sociedad, colaborar con la educación extraescolar, primaria y secundaria y participar en el desarrollo de la familia. Todo esto podría resumirse en hacer efectivos los principios de solidaridad, hermandad y cooperación entre las personas.



En toda esta labor existe una pregunta constante, que también es un continuo aprendizaje: ¿cómo valorar el propio entorno, sin dejar pasar nada desapercibido? Es así que a lo largo de los años se han desarrollado una variedad de actividades de ayuda a la comunidad, dirigida especialmente a niños y jóvenes, donde se necesite la intervención social urgente. También ha sido insistente la presencia cultural, con ciclos de conferencias, cursos y talleres. El trabajo de AHPOS permite una constante comunicación, un trabajo común, práctico y operativo, en donde se visitan barrios y colonias en situación de riesgo, se realizan labores educativas y lúdicas. Todo lo anterior se ha vuelto ocasión para conocer a jóvenes y adultos, trabajadores y obreros, personas sencillas de “barrio”, amas de casa y profesores, empleados, que también sienten esa necesidad de identificarse con sus propios paisanos y ayudar a los demás de alguna forma.



El trabajo de AHPOS consiste de manera particular en sensibilizar a las personas a ver su entorno e identificar las necesidades; luego organizar un trabajo común y comenzar a operar sin esperar grandes estructuras ni millonarios presupuestos. Se comienza con lo que se tiene: la propia persona. No se trata de una labor de asistencialismo sino de ponerse al lado de las personas y acompañarlos en su condición. Así se hizo con en las emergencias del Huracán Mitch y otras situaciones de tormentas y deslizamientos que son propias de la región de Honduras, en la temporada de huracanes. Este trabajo que, comúnmente es llamado voluntariado, tiene mayor valor si sus implicados se toman el tiempo de reflexionar sobre el porqué, pues por lo general, la mentalidad común enseña a pensar: “¿Y a mí qué me importa lo que pasa? que ayuden los que tienen dinero”; o también es común pensar que están obligados a dar los que tienen más tiempo y recursos. En cambio, tam-bién existe un adagio popular: “Da el que quiere, no el que tiene”. Una experiencia, que tenga un proyecto común, en donde el más importante sea el prójimo, puede cambiar la vida de muchos, porque hace que la gente reaccione y responda, reconociendo en el otro su propia dignidad.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page